PLAN DE TRABAJO PARA LA COORDINACIÓN DE LA DIVISIÓN DE CIENCIAS SOCIOECONÓMICAS 2019-2023

 

Nuestra Universidad asume importantes retos para mantenerse en la senda de la excelencia académica, lo que representa asumir complejos desafíos para responder a las demandas sociales: un deterioro de la vida académica con recursos limitados, que hoy debe atender a una generación de estudiantes caracterizada por ser nativos digitales, muy diversos social y culturalmente, conectados, inmersos en una situación de crisis económica, de inseguridad ante el futuro, pragmáticos en sus estudios y con una gran capacidad para obtener información.

No enfrentarlos, representa una respuesta negativa en las demandas formativas de los alumnos, que constituyen nuestra razón de ser, en un marco de pluralidad de ideas, creciente innovación, actualización y retroalimentación; en un escenario de restricción de recursos. De manera específica, la División, presenta la siguiente situación:

Oportunidades: demanda creciente de una mayor oferta educativa generalista en licenciatura y de opciones de posgrado; conciencia de la necesidad de cambio institucional; demanda de servicios de actualización profesional; sinergias con otras instituciones; contribuir a la formación integral del alumnado a través de actividades extracurriculares integradoras.

Amenazas: competencia con instituciones educativas innovadoras; migración rápida del modelo de educación presencial al virtual; limitado crecimiento de la matrícula de las carreras; deterioro de la imagen de la universidad; creciente violencia de género y peligro de recortes presupuestales e intervenciones externas.

Fortalezas: recurso humano profesional con experiencia y vínculos; conciencia de la importancia de los procesos de acreditación y aseguramiento de la calidad; infraestructura; prestigio nacional; totalidad de sus programas acreditados; inercia favorable en la realización de actividades extracurriculares; capacidad de mejora, y nuevas contrataciones en los tres Departamentos Académicos, que han contribuido a revitalizar la cátedra y las actividades académicas.

Debilidades: clima organizacional deteriorado; incertidumbre en la seguridad social del personal docente; programas académicos no actualizados; altos índices de reprobación y deserción; escasa cultura de planeación; limitado espíritu de colaboración; poca flexibilidad para adoptar cambios; sistemas de enseñanza obsoletos; limitada orientación a la investigación y vinculación con el sector productivo; inexistencia de procesos continuos de retroalimentación con los egresados; creciente indiferencia por la problemática y necesidades del alumnado; ausencia de políticas institucionales; baja productividad científica y nula habilitación del perfil deseable de los profesores como lo exige el Estado Mexicano.

Ante esta situación, aspiro a representar académicamente a la División y para ello me permito plantear las siguientes estrategias y acciones:

1.         Favorecer una mayor interacción de alumnos de los diferentes programas, mediante acciones conjuntas como la realización de una bienvenida divisional, espacios de discusión y análisis de la realidad, apoyar el desarrollo de actividades académicas, principalmente las que integran a nuestros alumnos a la realidad, como: conferencias, foros, seminarios, prácticas y talleres, entre otras.

2.         Concretar los esfuerzos que se han venido realizando en la formación emprendedora de los estudiantes, para operar e institucionalizar en 6 meses, un Centro de Creatividad y Agroemprendimiento (CECREA), que realice actividades extracurriculares, talleres, asesorías y promueva la innovación, la creatividad, la incubación y el emprendimiento.

3.         Instrumentar la revisión inmediata de los planes de estudio y los procesos académicos, a través de establecer y operar la propuesta que se ha venido construyendo de un Consejo de Calidad de la División, a más tardar en el mes de febrero de 2020; para asegurar la calidad académica, disminuir los índices de reprobación y deserción. Inclusive, se someterá a la reflexión y el análisis, la pertinencia de implementar un tronco común divisional.

4.         Exigir un trato equitativo a los programas Académicos de la División para la realización de prácticas de campo y generar propuestas que permitan su eficiencia y planeación para articular materias y contenidos en actividades formativas integradoras con énfasis en la formación práctica.

5.         Promover en el corto plazo la consolidación de los esfuerzos que nos permitan ofertar un programa de posgrado, con orientación profesional, flexible y que permita confluir voluntades y talentos del personal académico de la División, que acreciente su posicionamiento académico.

6.         Fortalecer la figura de tutor para atender la problemática individual de los alumnos que pueda repercutir en su desempeño académico y mantener especial atención de esta con asesoría profesional.

7.         Construir espacios y una política que garantice la equidad de género y contribuir a educar en la diversidad y la tolerancia, así como atender adecuadamente, con personal calificado, las situaciones de acoso y violencia de género que se han presentado.

8.         Conservar y acrecentar la infraestructura física y mantener la actualización constante del equipo y actividades del Centro de Cómputo; exigiendo un trato equitativo en la asignación presupuestal.

9.         Mantener la gestión de la actualización de bibliografía en la biblioteca central y sus bases de datos; promover un mayor número de alternativas para la movilidad, así como de mayores y más atractivos espacios para realizar las prácticas profesionales.

10.      Atender proactivamente la problemática derivada de los cambios en la instrucción del idioma inglés, para proponer alternativas que permitan a los alumnos la obtención del puntaje necesario para realizar las prácticas profesionales y la graduación.

11.      Pugnar para que la Universidad oferte mayores alternativas y espacios de formación integral, tanto en habilidades para el desempeño como egresados (comunicativas, directivas, de liderazgo, uso de paquetes de cómputo, conducir vehículos, etc.) como en actividades culturales y deportivas, sugiriendo a la administración central horarios adecuados para su realización.

12.      Impulsar, promover y apoyar actividades que se encaminen a la defensa de nuestros campos de conocimiento, en cualquiera de los ámbitos necesarios, apoyando las iniciativas departamentales y de los programas académicos.

13.      Mantener una postura firme de favorecer la equidad en el Programa de Estímulos para los profesores y propositiva ante la Rectoría para solucionar los problemas de seguridad social que aquejan al sector magisterial.

14.      Generar una dinámica de trabajo sustentada en la adecuada planeación del quehacer universitario para favorecer la calidad y la excelencia académica, al proponer nuevos e innovadores espacios de trabajo académico pertinentes y alineados con las metas nacionales e institucionales.

15.      Intensificar el trabajo cotidiano de quienes formamos parte de la DCSE para aprovechar las oportunidades que el entorno exige y que permitirán recuperar el lugar destacado que la División actualmente ocupa.

16.      Promover el uso de las tecnologías de información y comunicación en el aula, y en la educación continua, favoreciendo el incremento de la oferta.

17.      Establecer una política de reducción del uso de papel, inclusive en la impresión de tesis y trabajos de titulación para los asesores.

18.      Establecer espacios de retroalimentación semestrales con los alumnos, para evaluar avances y hacer ajustes al presente plan de trabajo.

 

Someto a su análisis estas propuestas, con el ánimo de servir y contribuir a consolidar el liderazgo académico de la División, con visión y una actitud responsable, proactiva e innovadora; esperando que la comunidad lo considere la mejor opción, y seguir realizando con pasión, entrega, compromiso, la más absoluta transparencia y la más estricta honestidad, en el desempeño del quehacer diario que me ha caracterizado: la generación de ideas y la realización de las propuestas, la atención a los detalles, la solución inmediata de los problemas de manera ágil y cuidadosa; siempre con respeto, solidaridad y colaboración, construyendo juntos el cambio.